CLAVES PARA REORIENTAR TU CARRERA UNIVERSITARIA

 en Noticias

Los datos que nos llegan de los observatorios académicos son demoledores. El último estudio de la Fundación BBVA dice que el 30% de los universitarios abandonan la carrera. De ellos, el 21% elige otra y el 12% deja definitivamente la universidad.

Según el Ministerio de Educación Ciencia y Deporte (MECD), son 3 los motivos que los motivan:

  1. Disociación entre el perfil del alumno con lo que eligió estudiar.
  2. No haber elegido un plan a largo plazo.
  3. Falta de competencias personales.
  • Disociación entre el perfil del alumno con lo que eligió estudiar.

El 75% de los alumnos de ESO y bachillerato eligen por pasión, algo así como si les gustan los videojuegos deciden hacer informática o si les gusta la moda deciden hacer diseño. El 25% deciden por condición. Si son buenos en matemáticas, el orientador del colegio les dirá que haga ingenierías o si su padre es abogado, cree que él también lo debería ser. También están los que eligen por descarte, o sea, eligiendo el bachillerato más fácil.

Las consecuencias de esta forma de decidir son, que muchos al entrar en la carrera, se dan cuenta de que aquello la carrera que están haciendo no va con ellos, o lo que es peor, no se ven trabajando toda la vida de aquello para lo que están estudiando.

  • No haber elegido un plan a largo plazo

La mayoría de los alumnos eligen su futuro pensando solo en la siguiente etapa. Si están en 3º ESO eligen las optativas que más les gusta para 4º ESO. En 4º ESO eligen la modalidad de bachillerato que más les gusta, o deciden pasar a los ciclos formativos de grado medio. Lo mismo sucede en bachillerato, que eligen la carrera que creen que más le gustará.

Sin embargo, pocos piensan que el principal objetivo de formarse es trabajar, conseguir un empleo. Pocos saben la importancia de las decisiones que van tomando y mucho menos los padres, que generalmente están al margen sin ser conocedores de la gravedad. La modalidad de un bachillerato condiciona muchísimo la nota de acceso a la universidad. También los dirige a una rama de conocimiento, descartando sin saberlo, todas las carreras que son de las otras ramas de conocimiento. Y la carrera que estudien será para dedicarse profesionalmente después.

  • Falta de competencias personales

La mayoría de los jóvenes de hoy, crecen teniendo una vida a la carta, principalmente promovida por unos padres que, de querer mucho a sus hijos, los quieren en exceso. Sus padres se convierten en su chofer, en su agenda, en su banco, en su departamento de compras, en su fan, en su amigo, incluso en su colega. El problema es que el exceso no fortalece, al contrario, debilita a la persona, con lo que muchos de los jóvenes pasan a la universidad sin tener bien entrenadas las competencias personales que aseguraran su supervivencia. Competencias como trabajo, resiliencia, esfuerzo, constancia, etc. Siguen pensando que sus padres podrán hacer realidad todo lo que necesiten, tal como había sido hasta ahora, pero sin embargo no es así. En la mayoría de casos sus padres ya no pueden hacer lo imposible, como evitar que abandonen la carrera.

Si estás a punto de abandonar la carrera o si lo has hecho ya, aquí te damos los 5 puntos más importantes que tienes que tener en cuenta si tienes que volver a elegir:

  1. Descubre tus fortalezas, incluso aquellas que no aparecen en los expedientes académicos. Puedes ser una persona vocacional, que te acercaría al campo de la salud. Puedes ser una persona con una capacidad para el dibujo o la música, que te acercarían al campo de la publicidad o puede ser que tengas características para los negocios, que te acerquen al campo empresarial.
  2. Cuando sepas tus fortalezas, mira en que profesiones encajaría más. A continuación, habla con profesionales en activo para que te expliquen su profesión y solo cuando ya tengas claro a que te dedicarías profesionalmente, decides la carrera, no al revés.
  3. Traza un plan a largo plazo, hasta la profesión. En la carrera universitaria encontrarás cosas que no te gustarán, pero es que la vida es así, es difícil encontrar algo que te encaje al 100%. Recuerda que lo importante no es la carrera, sino a lo que te vas a dedicar una parte muy importante de tu vida.
  4. Una vez decidida la profesión y en consecuencia la carrera universitaria, mira si está pertenece a la misma rama de conocimiento de la carrera que piensas dejar. Si no pertenece, revisa como te queda la nota de acceso, porque puede que las optativas no te ponderen para la nueva carrera.
  5. Elige la universidad que aseguré que vas a hacer eso que quieres. No apliques solo a la de tu comunidad autónoma o provincia. Una vez elegida, habla con secretaria de admisiones, para ver si hay alguna asignatura de la carrera que dejas, que te pueda convalidar créditos para la carrera nueva.

Para acabar, que sepas que, aunque todo parezca difícil y complicado, todo tiene solución. Perder un año de tu vida es importante, pero conseguir una formación que asegure tu futuro lo es más.

En ese sentido, puedes arriesgarte nuevamente y hacerlo por ti solo, o puedes dejar que te ayudemos. Tenemos ciencia y tecnología y los mejores consultores en orientación.

En meorienta llevamos 12 años ayudando a alumnos y familias y hemos realizado más de 35.000 orientaciones con un 98,2% de éxito.

Noticias recientes
Abrir chat
¿Hablamos?